preloader image of the website

El fenómeno Javier Milei en Argentina

Cómo el candidato de la derecha antisistema quedó cerca de la presidencia.

Fuente: CNN en Español

El fenómeno político en torno a Javier Milei, el candidato de derecha antisistema surgido en los últimos años en Argentina, ya no puede ser descrito como una novedad: el aspirante presidencial viene en franco ascenso al menos desde haber obtenido una banca como diputado en 2021.

Pero tras haberse convertido en el candidato más votado en las PASO de este domingo, Milei parece haber dado otro contundente salto más, dejando una estela de incertidumbre entre las fuerzas políticas tradicionales y, aún más, en la golpeada economía del país.

“Creo que el principal atractivo (de Milei) es una visión antisistema, una visión anticasta”, dijo a CNN Juan Negri, doctor en Ciencia Política y director de la carrera de Ciencia Política y Gobierno en la Universidad Torcuato di Tella. “También el mensaje optimista de que el ajuste no lo hace la sociedad, sino que lo hacen los políticos —todos lo demás están diciendo otra cosa— y ahí se explica buena parte de su triunfo”, agregó.

Milei obtuvo el 30,04% de los votos en estas Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), siendo el candidato más votado en el país (su fuerza política, La Libertada Avanza, también fue la más votada). La coalición Juntos por el Cambio obtuvo el 28,28% (16,98% para Patricia Bullrich, ganadora de la interna, y 11,3% para Horacio Rodríguez Larreta), mientras que el oficialista Unión por la Patria logró el 27,27% (21,4% para el actual ministro de Economía, Sergio Massa, que ganó la interna, y 5,87% para Juan Grabois.

¿Puede ganar Milei las elecciones en Argentina? 

Ya se esperaba un buen desempeño de Milei en estas elecciones, pero pocos anticipaban que fuera el candidato más votado.

Alejandro Corbacho, doctor en Ciencia Política y profesor en la Universidad del CEMA, dijo a CNN que “Milei tiene un discurso muy simple, su mensaje atiende a necesidades inmediatas de la gente y se presenta como el candidato anti establishment, pero no anti sistema; en un país que lleva 20 años de malos gobiernos, esto es atractivo para los votantes”.

“Esta es una paliza descomunal al gobierno kirchnerista de un candidato outsider, casi antisistémico, que arrasó. Se está pinchando, si no se pinchó, lo que llamamos la marea rosa latinoamericana”, consideró, por su parte, Andrés Oppenheimer, conductor de CNN en Español.

El escenario electoral, sin embargo, sigue estando marcado por la incertidumbre de cara a las elecciones generales del 22 de octubre y la segunda vuelta, de ser necesaria, pautada para el el 12 de noviembre: las tres principales fuerzas políticas en Argentina han logrado cada una cerca del 30% de los votos, y se espera que en los próximos comicios aumente la cantidad de votantes (la participación fue del 69% del padrónpor debajo de lo normal, y otra manifestación del mismo enojo de los votantes que ha llevado también al voto por Milei, según Corbacho).

La competencia es, ahora, por cuáles dos fuerzas políticas avanzarán al balotaje.

Esto se debe a que en Argentina para ganar en primera vuelta un candidato debe obtener el 45% de los votos o el 40% y una diferencia de 10 puntos con el segundo. Con los números del domingo, se trata de un escenario poco probable, y la expectativa es por cuáles dos de las tres fuerzas en pugna accederán a la segunda vuelta.

“La definiría como una elección de tres con gran incertidumbre, porque lo que hace seis meses era un hecho, hoy ya no lo es”, expresó Corbacho. “Entonces tenemos un partido que nadie conoce, ni nadie sabe cómo puede funcionar. Tenemos un partido de gobierno que debería perder por lógica y sin embargo, por errores del principal partido de oposición podría ganar. Y el partido que debería haber ganado, por el mal desempeño del gobierno, no logró imponerse con holgura suficiente”, agregó.

Así, todo lo que ocurra de aquí hasta octubre estará marcado por el discurso, la agenda y, en definitiva, las expectativas en torno a Milei, un candidato polémico y ajeno al sistema tradicional de partidos de Argentina que promete —amenaza, para sus detractores— cambios profundos y estructurales en un país afectado por la alta inflación, el estancamiento económico y el aumento de la pobreza, entre otros problemas.

 

Compartir:

Últimas Noticias

+clic
||
+visitas
||
+clientes
Tu publicidad aquí